eliminar el mal olor de mi perro

¿como eliminar el mal olor de mi perro?

El mal olor en un perro u olor a perro mojado es algo que le desagrada a la mayoría de la gente. De hecho, el olor de un perro generalmente puede hacernos pensar en la posibilidad de tener uno. También nos planteamos en dejarlos estar dentro de la casa o del automóvil.

Los malos olores en los perros pueden ser de muchos y variados tipos como: el mal aliento, las flatulencias, el mal olor que se desprende de un pelaje sucio y descuidado, o las pisadas del perro sobre sus heces. Básicamente, sin importar lo hermoso que sea, resulta muy difícil pasar el tiempo junto a un perro que huela mal. Es muy importante que mantengas a tu perro con un aroma agradable.

Otro problema importante del mal olor es cuando los canes se mojan, pues despiden un olor bastante fuerte y característico, “olor a perro mojado”, al que no estamos acostumbrados y que choca con la higiene de los hogares humanos.

¿como eliminar el olor a perro mojado?

Este olor a perro mojado se forma por las particularidades fisiológicas del perro. Ellos poseen bajo su pelaje capas de grasa que les protegen de la deshidratación y de factores externos. Esa capa oleosa se llena de suciedad, de bacterias y sus excretas, que se quedan retenidas sin penetrar en su piel.

Al mojarse se movilizan todos los gérmenes, lo que genera un desagradable y fuerte olor. Ocurre tanto en el perro como en las superficies en contacto, como por ejemplo alfombras, muebles y el propio espacio del animal.

El olor a perro mojado no se puede evitar a menos que el perro haya sido lavado recientemente. A continuación, veremos algunas sugerencias.

Remedios caseros eficaces para el olor a perro mojado

1. Cepilla regularmente a tu perro

El cepillado es una práctica necesaria en el aseo diario de los perros. No solo elimina el pelo muerto sino que además también nos ayuda a eliminar el polvo y la suciedad que pueda adherirse en la calle e incluso en el mismo hogar.

Además de las ventajas que te hemos comentado cepillar a tu perro mejorará vuestro vínculo y hará que su pelo luzca más brillante y cuidado.

 

2. Baña a tu perro sólo cuando lo necesite

El baño de nuestra mascota es una rutina muy importante para mejorar el olor de los perros pero atención: no debemos bañarlos en exceso.

Eso se debe a que nuestras mascotas tienen una grasa natural en la piel que les protege y les aísla del entorno. Cuando eliminamos esta capa hacemos que nuestro perro huela aún peor. En lugar de bañarle, si se ha ensuciado poco, podemos utilizar toallitas para bebés centrándonos así en una zona concreta.

¿Cada cuanto debo bañar a mi perro?

  • Los perros de pelo corto tendrán suficiente con un baño cada mes y medio.
  • Los de pelo largo repetirán ritual una vez al mes, aunque eso sí, deberemos aplicarles un acondicionador específico para perros para evitar los nudos.
  • Aquellos que tengan el pelo duro, como el Westy deberían bañarse cada dos o tres semanas.
  • Finalmente, los perros de pelo rizado se bañarán una vez cada 20 días.

Un truco muy útil es la mezcla de un 50% de champú y un 50% de vinagre de manzana. Además al aplicar este producto totalmente natural hará que el pelo luzca más brillante y sano.

3. Seca y perfuma

Debes saber que un mal secado también produce malos olores. Con la toalla no secamos al completo a nuestra mascota pero por otro lado con el secador humano le asustamos. ¿Qué debemos hacer? En el mercado encontrarás secadores para perros, unas herramientas silenciosas y muy útiles que utilizan los profesionales.

Además y para mejorar el olor de tu perro puedes crear un perfume casero totalmente natural y rápido en tu propia casa:

  1. Hazte con un bote de plástico spray nuevo
  2. Utiliza una base de agua destilada
  3. Añade una cucharada de aceite de almendras
  4. Añade una cucharada de glicerina
  5. Finalmente dale un toque personal y introduce el jugo de 1/2 de limón o de naranja

De esta forma tendrás un perfume único y que no irritará la piel de tu mascota. Introduce todos los ingredientes en el bote de plástico spray nuevo, agítalo y ¡listo!

 

No te olvides que después del baño es fundamental añadir una pipeta al pelaje de tu perro para prevenir la aparición de pulgas, garrapatas y picaduras de mosquitos.

4. Oídos y Boca

Tanto la boca como los oídos son zonas que producen mal olor, por ese motivo es fundamental mantener una higiene correcta y constante de estas partes del cuerpo de nuestro perro.

Para empezar prestaremos atención a los oídos, una parte sensible y delicada. Si no sabemos cómo limpiar las orejas a nuestra mascota podemos acudir a nuestro veterinario para que nos haga una demostración práctica.

  1. Hazte con una gasa limpia y nueva (estéril) en cualquier farmacia.
  2. Cubre tu dedo con la gasa e introdúcelo en el conducto auditivo del perro, es muy importante que no fuerces la entrada ni apliques demasiada presión.
  3. Mueve el dedo lentamente y de forma circular.
  4. Una vez acabes con una oreja cambia la gasa y utiliza una nueva para el otro oído.

Acabaremos el proceso de higiene con la boca, una parte especialmente maloliente. Y es que la mayoría de los perros no siguen un ritual de higiene, lo que hace que acumulen sarro en exceso. Para limpiarle los dientes a tu perro bastará con adquirir una pasta dental específica para perros y utilizar tu dedo o un cepillo para frotarlos. Sigue esta rutina una vez al día.

Además y para mejorar el mal aliento recuerda que es mejor ofrecerle pienso seco antes que dietas húmedas así como adquirir gominolas anti-sarro.

5. Eliminar el mal olor de mi perro en el hogar

Si realmente quieres eliminar todo rastro de mal olor es muy importante que mantengas una limpieza estricta y regular en el hogar. Así pues deberás prestar atención a los rincones donde se pueda acumular el pelo y utilizar detergentes que desinfecten a fondo para mejorar la calidad del entorno de tu mascota. También te recomendamos utilizar ambientadores neutros.

Algo básico y súper importante es que limpies con frecuencia los elementos de tu perro como la camala ropa de tu mascotalos juguetes y otros objetos.

Combina la limpieza con la educación de tu mascota premiándole cada vez que siga un comportamiento higiénico y limpio. No le permitas que suba a sofás o sillones, zonas en las que no podemos limpiar tan frecuentemente, y felicítale siempre que se encuentre en su cama. Recuerda que el refuerzo positivo es la mejor arma de educación.

¿Qué hacer si el olor a perro mojado persiste?

Si el problema persiste a pesar de todas las medidas sugeridas, el perro podría estar sufriendo alguna afección en su piel. Sobre todo, si presenta síntomas como prurito, descamación o cambio de coloración y aspecto en áreas determinadas.

Ante esos signos es necesario consultar al veterinario, porque podría estar padeciendo atopia canina o dermatitis atópica, la afección dermatológica más frecuente en canes.

Evitar el olor a perro mojado o remediarlo es posible en cierta medida, dependiendo de las causas que lo produzcan. Todo ello por una buena convivencia.

Fuente: misanimales.com

Pide información sobre el servicio de: Asistencia en viaje para tu mascota, en:  traveldog@traveldog.es

Dejar un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con “*”

*